“Sin antenas no hay servicios de telecomunicaciones”

El fin de semana pasado un periódico de circulación nacional publicó una noticia en la cual se informó que moradores de una urbanización protestaron en Cumbayá, poblado cercano a la ciudad de Quito, por la colocación de una antena de telefonía móvil dentro de la urbanización donde viven menos de mil habitantes.

Los pobladores manifestaron sentir temor por las repercusiones de instalar una antena en una zona poblada.

Al respecto, la Agencia de Regulación y Control de las Telecomunicaciones (ARCOTEL), informa que los resultados obtenidos mediante equipos especializados, determinan que las Emisiones No Ionizantes generadas por las antenas de telefonía móvil no alcanzan los límites establecidos por la normativa técnica, la cual tomó como referencia los límites determinados por la Comisión Internacional sobre Protección Frente a Radiaciones No Ionizantes (ICNIRP).

La ARCOTEL informa que si no se permite la instalación de infraestructura del sector, incluidas antenas de telefonía móvil, no se podrán brindar servicios de telecomunicaciones a la ciudadanía. Estas instalaciones están colocadas en el país como todos en los países del mundo.

El Organismo de regulación y control del sector considera que mientras más antenas celulares se despliegue, mejor será la cobertura para la comunicación móvil de voz y de datos. Recordemos que incluso los servicios de alertas de emergencia utilizan estas redes, como en el caso del volcán Cotopaxi.

Además, la Agencia comunica que ha participado en charlas informativas para informar a los barrios, urbanizaciones y ciudadelas, sobre el funcionamiento del servicio de telefonía móvil, normativa, proceso de medición técnica, entre otros temas. ​


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *